Google

lunes, octubre 31, 2005

A los ciudadanos que, de buena o mala fe me han escrito hoy. (Rafael Estrella)



Estimado amigo,
Muchas gracias por sus comentarios.Como usted conoce, las expresiones a las que se refiere, pronunciadas en el curso de un debate en la Comisión de Exteriores del Congreso, fueron retiradas públicamente por mí, no figuran en el Diario de Sesiones y se consideran como no pronunciadas. No es mi estilo, nunca lo ha sido, la descalificación y el insulto. Por eso las retiré. Pero, en ningún caso, comparé a Aznar con Milosevic, ni se me pasó por la cabeza.Lo que no me consta que hayan sido retiradas son los frecuentes insultos y descalificaciones hacia el Gobierno, el PSOE o sus responsables, expresados por responsables del PP, no solo ahora sino en el pasado. Por ejemplo, entre otras lindezas, Trillo tildó de cómplices de asesinato y de corrupción a los socialistas en su conjunto. Jamás lo retiró y fue premiado con la Presidencia del Congreso y, más tarde, el Ministerio de Defensa. Ahora, impunemente, dirigentes del PP insultan a miembros del Gobierno o le acusan de “complicidad con los terroristas” o de “destruir España” (traición a la Patria) o de “complicidad con dictadores”. Me gustaría que ellos también retirasen sus palabras para contribuir al clima de respeto mutuo que debe presidir la política y el Parlamento.En ese contexto, de tanto cinismo y tanto trazo grueso, es, cuanto menos, indignante, que el ex-presidente del Gobierno, una semana antes de la Cumbre Iberoamericana, afirme ante centenares de empresarios latinoamericanos y medios de comunicación del Continente que España va hacia el abismo y la balcanización. No es sólo un ataque inaceptable al Gobierno de su país, sino que produce irresponsablemente un grave daño a la imagen y a los intereses de España, mostrando así una absoluta carencia de sentido del Estado. Lo triste es que ningún dirigente del PP haya censurado o cuestionado sus palabras. Todo lo contrario. Aznar sigue en su escalada extremista.Finalmente, una reflexión que estaba en la raíz de mis palabras: Cuando un responsable político hace una afirmación tan tremenda como que “España va hacia la balcanización”, si se le toma en serio, surge inevitablemente la pregunta: “¿Quien sería aquí Milosevic?”. . Yo niego la mayor, rechazo de plano que sea cierto ese peligro de balcanización. Por eso afirmo que en ningún momento pretendí comparar a Aznar con Milosevic -soy lo suficientemente lúcido como para distinguir claramente las abismales diferencias- sino, exclusivamente, quise poner de manifiesto -evidentemente, de forma poco afortunada- el despropósito que encerraba su afirmación. Porque, insisto, yo no creo en absoluto que España corra los peligros que, torticeramente, proclama Aznar. Ahora bien, quien proclame a España como escenario de la balcanización deberá explicar qué papel le corresponde a cada cual en esa farsa que pretende construirse.Un cordial saludo.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home