Google

martes, noviembre 01, 2005

Fue una conspiración


Mayo de 2003, elecciones locales y algunas autonómicas. Entre ellas, la Comunidad de Madrid. Resultado: La izquierda madrileña PSOE-IU, 47,67% de los votos; conservadores madrileños PP, 46,67% de los votos. La unidad de la izquierda ganadora presenta candidato a la presidencia de la Comunidad a Rafael Simancas, PSOE.Siguiendo los protocolos democráticos se llega al día de la investidura o votación del presidente. ¡Sorpresa! faltan dos diputados de la lista del PSOE. Nadie sabe dónde se encuentran. Por lo tanto, el candidato Rafael Simancas no obtiene el apoyo necesario para su elección. Barullo total, desconcierto, situación antes nunca vista, etc. Comisión de investigación, declaraciones, más declaraciones, embrollos, acusaciones mutuas. Resultado final: repetir las elecciones. Primer objetivo logrado: impedir un gobierno de izquierdas en la Comunidad de Madrid.
Elecciones octubre 2003, resultado PP, 48,48% de los votos; PSOE-IU, 47,50%. Este punto de diferencia permite gobernar al Partido Popular en la Comunidad y Esperanza Aguirre consigue democráticamente la presidencia.
Pero, realmente, ¿qué pasó? Ahora, José Antonio E., agente privado de seguridad ha declarado al juez que vigiló, siguió y protegió al ex parlamentario regional Eduardo Tamayo tras decidir éste, junto a la ex parlamentaria María Teresa Sáez, dejar al Grupo Socialista el 10 de junio de 2003 sin la mayoría necesaria para conquistar el Gobierno de la Comunidad de Madrid.
La confabulación. El agente privado de seguridad ha declarado que Dionisio Ramos, sabe mucho acerca de quién le encargó ese trabajo de vigilancia y protección de Tamayo y Sáez.Dionisio Ramos formó parte del primer Gobierno del PP en la Comunidad de Madrid y tiene fuertes vínculos con algunos diputados del PP con responsabilidades en la Asamblea de Madrid.
Una grabación, encontrada en el domicilio de José Antonio E. tras un registro de la Guardia Civil, recoge imágenes de Eduardo Tamayo en el hotel Los Vascos, donde se refugió tras su espantada de la Asamblea de Madrid.
La habitación del hotel Los Vascos donde se hospedó Tamayo fue reservada por un constructor, Francisco Bravo, que un día antes había visitado el despacho de Ricardo Romero de Tejada, secretario general del PP de Madrid. Bravo se afilió al PP de Villaviciosa de Odón durante el proceso congresual del partido en esa localidad. El PSOE ha denunciado varias operaciones urbanísticas en municipios de Madrid gobernados por el PP que han beneficiado al constructor Francisco Bravo.
Nada de idealismo político. Corrupción pura y dura. Compra-venta de voluntades. El poder del dinero defendiendo sus intereses y políticos prestos a obtener beneficios personales.En plena cruzada popular desde arriba a bajo, en contra del Gobierno de Rodríguez Zapatero por todo lo que se mueve, es necesario que la opinión pública conozca y recuerde acontecimientos de este tipo.Más que dejarnos llevar por las palabras, debemos de pensar y analizar los hechos. Y todavía falta el desenlace final.
* Publicado en Análisis social y político

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home