Google

lunes, enero 16, 2006

Y ahora Benet...


Hubo un Benet, por todos conocido, que utilizó la palabra para hacerse un ingeniero de la literatura y quedó para siempre, en la memoria colectiva, como el Juan Benet de "Volverás a región"; entre otras obras. Pero hoy es otro Benet el que sale a la palestra, según leo en una noticia de última hora, y no precisamente con un lirismo desmedido o una actitud proclive a la creación artística.
La opinión del señor Benet no puede ser más desacertada e, inluso, yo diría, con bastante falta de educación y de dignidad política. Tanto es así que Pepe Blanco se ha dirigido a Rajoy, si todavía le queda algo de autoridad en su partido, para que se pronuncie de inmediato sobre las declaraciones. Yo dudo que nada de ello vaya a tener efecto.
Estas frases, una vez más, obedecen a la fórmula del núcleo más duro del PP, próximo al extremismo, que consiste en descalificar y crispar la vida política, confiando en que así, algo queda. El aznarismo, omnipresente y sublime, se conforma como el único programa para liderar el partido, donde muchos secuaces se convierten en voceros bien disciplinados del jefe.
El señor Benet, con sus declaraciones, falta al respeto a las víctimas de los brutales atentados del 11-M; falta al respeto a todos y cada uno de los ciudadanos que, hartos de mentiras y manipulaciones, decidieron no confiar en el gobierno que habían estado sufriendo hasta ese momento; falta al respeto a la misma esencia del lenguaje, que es una herramienta para la expresión de las ideas, no para la tergiversación y las malas interpretaciones de los hechos; falta al respeto a su propia razón de ser en la vida política, que no es otra que defender el interes general de los ciudadanos, no de someterse burdamente a los designios partidistas que, en este caso concreto, parece no aceptar de buen talante la expresión democrática de las urnas.
De Juan Benet a Carlos Benet: ¡qué noble diferencia!...

3 Comments:

Blogger Jessica said...

No sé de qué nos sorprendemos: es lo que llevan diciendo, más alto o más bajo, desde que perdieron las elecciones. En Punto Informativo han recopilado una lista de frases de cargos públicos del PP que es como para echarse a temblar. Y yo he añadido algunas de La Cope al mismo listado, que los merluzos más recalcitrantes llevan repitiendo desde la noche del 14-M.

José Luis Prieto tiene una teoría que no me parece desacertada. Dice: Tanto acusar, velada o expresamente, al PSOE de golpista, o a ERC de nazi, es la preparación de un escenario que justifique “compensar”. En 1936 adujeron 1934.
Dan miedo.

6:41 p. m.  
Blogger Diego Cruz said...

Esperemos que las urnas, nuevamente, les pongan en su sitio, porque si se percibe rédito electoral en su comportamiento, mal vamos.
Completamente de acuerdo con tu comentario.

7:12 p. m.  
Blogger Jessica said...

Pues la responsabilidad de que las urnas les pongan en su sitio la tenemos nosotros. Como dije en el blog de Dave, No es Política:

a solución es bien sencilla: dentro de dos años, cuando vuelvan a haber elecciones, que nadie se quede en casa. Si temes que esta pandilla de locos rencorosos y mentirosos vuelvan al poder, no hay que darles esa oportunidad con la abstención.

Si el PSOE ganó las elecciones del 14-M, en contra de lo que ellos sostienen (pero que ya dijeron incluso la misma noche electoral) fue porque había ido a votar mucha más gente de la que esperaban, el electorado de izquierdas es tradicionalmente mucho más abstencionista que el de derechas, que tiende a hacer piña (más aún en tanto que sólo tienen un partido de referencia). Cuanto más aumenta la particición electoral, más aumenta el porcentaje de votos obtenido por los partidos de izquierdas. Así que si temes que esta derecha desatada y vengativa pueda llegar al poder por medios democráticos, no te quedes en casa cuando haya que ir a votar.

Está claro que ellos no van a perder ni un sólo voto: mantendrán al ganado sujeto y bien cercado. El problema lo tenemos entre nuestras propias filas, pero si siguen metiendo miedo en el cuerpo (como tú bien dices, no al apocalipsis que vaticinan, que no se creen ni ellos, sino a que puedan volver a llegar al poder en su actuale estado de demencia), conseguirán mantener al electorado de izquierdas lo suficientemente movilizado, o al menos lo suficientemente motivado para salir a votar, cuanto menos como reacción a sus mentiras. Otra vez. ¿No aprenden?

7:39 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home