Google

viernes, noviembre 04, 2005

No tenemos angustia

El ex presidente del Gobierno hace un llamamiento a los españoles para que reaccionen, "tranquila y democráticamente, pero que reaccionen" porque, según recuerda, en las democracia "las cosas se remedian con la alternancia", tras mostrarse confiado en las posibilidades del PP de ganar las próximas elecciones generales.

El ex presidente del Gobierno José María Aznar aprovecha cualquier resquicio para criticar al actual gobierno. Esta vez ha advertido de que España vive "uno de los momentos más preocupantes en su historia" por culpa del actual Ejecutivo de Zapatero, al que acusa de estar polarizando el país y provocar que "la mayoría" de los españoles sientan la "angustia" de que España puede dividirse. Lo grave de este caso, es que estas críticas las ha hecho en una entrevista a un diario mexicano, desde el despacho que tiene en el Consejo de Estado.

Esto es muy grave y tiene que acabar. Utilizar una institución del Estado para criticar al Gobierno del Estado que te facilita los medios y te reconoce como miembro activo, para que dichas declaraciones sean publicadas en el extranjero, es una desmesura política nunca vista en ningún ex presidente de Gobierno de la era democrática. Este hombre es un camorrista.

Todos hemos visto el comportamiento ejemplarizante de los representantes políticos que han intervenido en el debate. Salvo claro está, el discurso fijo catastrofista de la derecha española a través del Sr. Rajoy. España no se divide, España se moderniza, se adapta a la nueva realidad social, e implanta los medios que permite los procesos que solucionan la nueva problemática. Otra argumentación es pura y dura falacia intoxicadora.

El peligro de la llamada reacción

La vicepresidenta del PSC, Manuela de Madre, confiesa que se llevó un sabor agridulce del debate sobre la tramitación de la reforma catalana. Por una parte, la satisfacción de haber expuesto razones y argumentos a favor de un Estatuto que no va contra la Constitución ni contra nadie, pero, por la otra, la decepción de descubrir que, en el PP “hay una parte de extrema derecha” y que su líder, Mariano Rajoy, no hace lo más mínimo por diferenciarse de ella.
De Madre, considera que el PP ha convertido al Estatut en un arma arrojadiza. Los populares, explica, “lo van a seguir manoseando para tratar de cargarse al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y al propio Zapatero”. Sin embargo, cree que, a largo plazo, “el discurso del catastrofismo y la mentira caerán por su propio peso”.

Desde páginas de pensamiento progresista vamos a defender la verdad hasta la saciedad, seremos voces que nos haremos escuchar, una y otra vez, argumentando la verdad con la razón de los hechos.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home