Google

jueves, mayo 11, 2006

FIESTA NACIONAL


En estos días, como en años anteriores, vuelve a dar comienzo el ritual de sangre y moscas en la plaza de toros de Las Ventas, o la llamada fiesta de San Isidro; no sé ya si labrador. Algún apasionado espectador encenderá un puro monumental y macho, cuyo humo se fundirá con los dorados rayos de sol hasta hacer una breve neblina lenta y espesa, mientras el primer morlaco que corre sobre la arena verá improvisar en su lomo su primer banderillazo. Para celebrar tamaña gesta, otros muchos ciudadanos alzarán su bota de vino hasta una perpendicularidad con el cielo casi milimétrica, y en ese momento degustarán un caldo de cosecha, a la vez que el animal que está siendo toreado lanza sus primeros bramidos de dolor y auxilio. Y en el instante en el que el animal es apuñalado mortalmente con un estoque de acero que brilla intenso hasta toparse con la sangre, será el momento supremo de la fiesta, ya que la lenta agonía hasta la muerte habrá triunfado sobre un clamor de blancos pañuelos y enjoyadas damas; hombres de descomunales patillas y señoritos trajeados; que han pagado para ver tan cultural sacrificio. ¡Bravo Maestro!...

5 Comments:

Anonymous Alfanhui said...

En Madrid no hay tanto consumidor de caldo cosechero como de líquido escocés.

Sabes que no estoy de acuerdo, pero la riqueza de nuestra blogosfera es precisamente el debate y la disconformidad.

12:24 p. m.  
Anonymous Antonio said...

Yo estoy totalmente en contra de la "Fiesta Nacional"; entre otras cosas porque la palabra fiesta ya implica el disfrute de todos, pero en este caso el animal en cuestión dudo mucho que se lo pase bien. Pero creo que es difícil acabar con ella, ya que existen muchos intereses creados al respecto. Incluso algunos toreros, como en estos últimos días, se permiten amenazar a periodistas con estoques.

2:24 p. m.  
Blogger Jessica said...

Si el toreo es cultura, el canibalismo debe ser alta cocina.

¿Cómo se puede considerar arte el sufrimiento de un animal hasta la muerte, un espectáculo de sangre y dolor? No consigo comprenderlo, ni creo que lo consiga por muchas vidas que viva.

2:33 p. m.  
Anonymous Antonio Jesús said...

Hoy en día la mal llamada "fiesta de los toros" pasa por ser un elemento de marketing turístico en nuestro país. Marketing horrible y vergonzante.

Teniendo en cuenta que todavía hay muchos españoles amantes de esta tortura, es complicado asomarse al balon del futuro sin seguir viendo el albero manchado de sange.

Lo más triste es que en pleno siglo XXI hay gente que disfruta viendo sufrir a un animal. Lo más triste de las corridas no es el maltrato en si, sino el ver a la gente disfrutando de semejante bararidad.

4:40 p. m.  
Blogger Vallekas said...

Esperemos que Madrid siga el ejemplo de Barcelona en "estas lides".

Hace poco lei un articulo que retrataba la fiesta con cierta ironia en esta pagina http://duermosincalcetines.blogspot.com/ Igual te gusta.

Un saludo

10:22 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home